Chofer de larga distancia le negó el acceso al colectivo a una mujer transplantada

El certificado otorgado por el estado nacional apunta a que las personas trasplantadas o en lista de espera con residencia permanente en el país puedan acceder a diversos beneficios tendientes a garantizar su derecho a la salud.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del INCUCAI y las 24 jurisdicciones, prosigue con la entrega de una credencial de beneficiario a las personas que han recibido un trasplante o que están inscriptas en lista de espera, en el marco del Sistema de Protección Integral para Personas Trasplantadas creado a partir de la Ley 26.928.

Bajo este marco, Susana A., junto a su madre, se acercaron a la boletería de la Empresa Güemes, en la Terminal de Rafaela, donde solicitaron con la documentación correspondiente dos pasajes en micro a la ciudad de El Trébol.

Según relatos de la protagonista, fueron atendidas muy amablemente por personal de la boletería, pero llegado el día de emprender el viaje y con boleto en mano, más precisamente el jueves 4 de enero a las 15:30 hs., el chofer del colectivo le negó el acceso, prohibiéndola de subir al vehículo e imposibilitándola de viajar a destino.

Como consecuencia, las damnificadas, acompañadas por la Asociación Civil “Honrar la Vida”, se dirigieron a la Secretaría de Transporte de la provincia a realizar la denuncia por escrito, así como también una notificación en el libro de quejas de la empresa implicada mostrándose indignadas con la situación vivida.

“Mi madre fue transplantada el 25 de agosto del 2016 y yo fui su donante. Me gustaría que se haga público para que las empresas de colectivo respeten la ley como corresponde”, comentó Susana.

 

Fuente: www.rafaelanoticias.com