Giménez seguirá detenido

En una audiencia que duró más de dos horas, el Dr. Mariano Candiotti no hizo lugar al pedido de la defensa de Giménez de morigerar la Prisión Preventiva que pesa sobre su defendido, en el juicio caratulado como “Intento de Homicidio”.

La defensa, conformada por el Dr. Juan Lewis y la Dra. María Boasso, formuló su pedido en el recinto ante la otra parte constituida por fiscal Dr. Andrés Marchi y como querellante de una de las víctimas, Silvia Muzzano, el Dr. Martín Durando.

La solicitud de revisión de los plazos de la vigente cautelar, tuvo como alguno de los fundamentos formulados por el Dr. Lewis, la demora en la presentación de pruebas, como para que su defendido siga detenido.

A su vez, expuso en un extenso alegato que su defendido, tras lo que se desprende del legajo del juicio luego del episodio que terminó con dos mujeres duramente golpeadas en el domicilio del propio imputado, se entregó en sede policial argumentado “No saber lo que había hecho o pasado en su casa”.

También, la defensa solicitó el cambio en la tipificación del delito, considerando que se habían cumplido los plazos como para que su cliente continué el proceso en libertad, analizando casos similares donde, a pesar inclusive de haberse concretado homicidios, los imputados se encuentran en prisión domiciliaria, que en definitiva fue a lo que apuntó la defensa con su estrategia, ofreciendo que Giménez lo haga en un domicilio de un familiar en la ciudad de san Francisco.

Tomado el turno del alegato, el Fiscal Dr. Marchi inmediatamente se negó a la propuesta   hecha por la otra parte.

En su exposición, entendió “que no eran validos los elementos presentados por la defensa” y que dichas presentaciones ya se habían denegado en otras instancias anteriores del juicio.

Marchi hizo hincapié en lo que llamó “la planificación del hecho”, tomándose el tiempo de repasar y relatar momentos de lo que sucedió en el domicilio el día del ataque, como así también considerar que el imputado podría entorpecer el probatorio del juicio o fugarse.

Por su parte, el Dr. Durando, como querellante, dijo “no haber encontrado claridad en la exposición de la defensa”, como para que Giménez obtenga los beneficios solicitados, entendiendo que no hubo cambio en la caratula de la causa, apuntando también a que en el tiempo que lleva la misma no hubo por parte del agresor un viso de arrepentimiento ante la “alevosía” con la que agredió a las dos mujeres.

En la audiencia, que duró poco más de dos horas, las partes intercambiaron exposiciones disimiles, las que fueron escuchadas con mucha atención por el magistrado, como así también por un sin número de profesionales colegas de las víctimas que colmaron la sala.

Finalizadas las exposiciones, Candiotti rápidamente tomó la palabra y dictaminó no dar lugar  al pedido de la defensa, por lo que Giménez seguirá detenido en la Alcaidía de la Unidad Regional XVIII mientras continúe el juicio.

 

Fuente: www.sanjorgevirtual.com.ar