Robaron en la Agencia de Quiniela de calle Candioti

Un hecho de inseguridad se registró en la noche de este lunes en la ciudad.

Fue cerca de la hora 21, en la Agencia de Quiniela “San Cono” ubicada en calle Candioti 804.

La propietaria estaba por cerrar el local y fue sorprendida por un masculino, quien, encapuchado y a punta de arma de fuego, le robó una importante suma de dinero en efectivo y se dio a la fuga.

Rápidamente, la mujer llamó a su hermana para que de aviso a la policía y alcanzó a ver cuando el delincuente tomó una bicicleta y comenzó su huida por Candioti hacia el norte, en contramano.

Personal de Comisaría IV inició anoche mismo actuaciones de oficio y se iniciaron tareas investigativas que continúan por estas horas, con la colaboración además de personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y de Criminalística.

La palabra de la damnificada

“La verdad que no se lo deseo a nadie. Espero que lo agarren a este chico para que a nadie de El Trébol le vuelva a pasar. Es un mal momento. Yo no creo en esa maldad y sin embargo, me tocó”, comenzó explicando Susana Sole.

“Tenía la puerta abierta. Había hecho la caja, conté el dinero y cuando ya me iba, se me aparece un chico que entró casi corriendo. Yo lo miré y me sonreí porque pensé que venía a jugar. Le iba a decir: ‘Querido es tarde, ya cerró’. Pero se me vino encima, me puso el revólver en el estómago, me tiró para atrás y me dijo: ‘Dame el dinero, dame el dinero'”, continuó acerca de cómo se sucedieron los hechos.

“Yo justo tenía la cartera a mano porque ya me iba a mi casa. Entonces la agarré y se la di. Arrancó como para irse, pero cuando dio dos o tres pasos le digo: ‘Pará. Por favor te pido dejame los documentos. Es lo único que te pido’. Él entonces dio media vuelta, me apuntó otra vez con el revólver y me llevó detrás de un biombo que nosotros tenemos acá en el local. Y me dijo: ‘Sacá ya, ya, ya’. Yo abrí la cartera como para sacar los documentos y dársela, pero me decía: ‘Dale, la plata, la plata’. Entonces agarré el sobre en donde teníamos la recaudación y se la llevó”, añadió la propietaria de “San Cono”.

“Fui corriendo hasta el teléfono para llamar y lo vi por la ventana que salía corriendo con una bicicleta al lado, saltó para subirse y se fue en contramano, de sur a norte”, puntualizó.

“Llamé a la policía que vino enseguida y se portó muy bien. Incluso hoy (Martes) vino también para averiguar si se puede ver algo en alguna cámara de seguridad de acá del barrio”, afirmó Sole.

¿Se llevaron la recaudación del día?

“No. Siempre uno tiene algo más, ya que si hay algún premio lógicamente que hay que pagarlo. Entonces siempre se tiene dinero de más. Pero a partir de ahora no nos va a pasar más esto porque no vamos a tener más el dinero acá”, remarcó.

Para cerrar, destacó: “Dios quiera que no vuelva a ocurrir. Pero te digo la verdad: Me da lástima. Porque es un chico que habrá tenido 17 años y tan perdido así, pobrecito…”.

En primera instancia, la caratula del hecho sería “Robo calificado”.