Yamila Cafrune colmó el Cervantes

Con una sala casi repleta, el Centro Cultural Cervantes respiró folklore de primer nivel, con una propuesta previa magnífica y un show central aún mejor.

En la noche del viernes, llegó a la ciudad “Cafruneando”, de Yamila Cafrune, quien presentó la música y las vivencias de su padre, el mítico cantautor Jorge Cafrune.

Pasada la hora 21, las luces del teatro se apagaron y apareció en escena el ballet “Sol y Luna”, de María Juana, dirigido por Romina Rodríguez Kern y César Hernández, con un cuadro de danzas estilizadas argentinas y en el final, un show impresionante con malambo y boleadoras, que arrancó un aplauso unánime y de pie del público.

Entre las presentaciones, el cantante local Raúl Herrera interpretó chacareras y chamamés, anticipando lo que vendría con posterioridad.

Seguidamente, tomó la palabra el director de cultura y Relaciones Institucionales, Jorge Meynet, quien dio la bienvenida y agradeció al Ente Cultural la posibilidad de que el Trébol reciba un espectáculo de tal magnitud.

Luego, habló la Diputada Provincial Claudia Giaccone, quien resaltó la posibilidad de que los pueblos y ciudades de Santa Fe puedan disfrutar de la cultura y tengan acceso a ella, siendo esa la función del Ente, promocionando valores y haciendo crecer a los valores santafesinos.

Tras esto, Yamila Cafrune subió al escenario junto a un guitarrista que la acompañaba y comenzó a andar el camino de su padre, entre melodías e historias, haciendo un ida y vuelta con el público.

Cerca de la medianoche, culminó la presentación con una ovación de los asistentes y el reconocimiento del gobierno municipal por tal presentación.