“Goico” se va a jugar a Gibraltar

El ex lateral izquierdo e histórico jugador de Sportivo Belgrano de San Francisco, Esteban Goicoechea, contrajo matrimonio en El Trébol con su mujer, Camila Fernández Dopazo, como uno de los tantos acontecimientos que cada pareja puede preparar en su vida.

Sin embargo, la noticia llegaría días después del evento en donde “voló el arroz” y aquí la noticia. El teléfono de “Goico” sonó y así, casi sin esperarlo, su carrera futbolística continuará en el exterior. Esteban no viajará a cualquier país, ya que la historia termina siendo “especial”, precisamente porque el destino de su nuevo hogar será Gibraltar. ¿Dónde? Sí, Gibraltar.

Gibraltar es un territorio británico de ultramar situado en una pequeña península del extremo sur de la península ibérica, haciendo frontera únicamente con España, un país desconocido, que reclama su soberanía. Hasta allí, llegará “Goico”, quién acaba de cerrar un contrato con el Mons Calpe Sporting Club, que milita en la Primera División de dicho país.

Casamiento, anillo y cambio de aire. Adiós a las calles sanfrancisqueñas y a la paz de su pueblo natal, El Trébol, para llegar a un desconocido país, que se transformará en su nuevo hogar.

Por estás horas, Goicoechea prepara las valijas para viajar y mientras se despide de su familia y allegados, habló con “La Voz de San Justo” y brindó detalles de su actualidad.

– Increíble está oportunidad en el exterior que se te da…

– La verdad es que lo que menos esperaba era esta posibilidad de jugar en el exterior. Me salió está chance a un lugar muy poco conocido como Gibraltar, por un intermediario que me lo ofreció. Mandé el video y todo el material que tenía, les gustó y me contrataron. Voy a jugar en el Mons Calpe Sporting Club, de la Primera División de Gibraltar. Estoy muy contento y con muchas ganas.

– ¿Qué conoces del país y de tu nuevo equipo?

– Conozco poco. Es un equipo de Primera División. Estoy contento, ansioso por conocer bien el nivel de juego y como es todo. Siempre tenía la espina clavada de quererme ir afuera, pero no se me daba. Por suerte ahora se dio y espero que las cosas salgan bien. Creo que se da en un buen momento, con 32 años y mucha madurez.

– ¿Se puede decir que hay cambio de equipo, cambio de país y cambio de estado civil?

– En este receso me casé, lo aprovechamos mucho. Me casé con Camila, mí mujer. Estamos muy felices y disfrutando. No nos cambia nada porque ya hace rato estamos juntos, es todo protocolar, pero lo queríamos hacer, lo llevamos a cabo y estamos muy contentos con este acontecimiento.

– ¿Cómo viviste está última etapa en Sportivo?

– La verdad es que fue una etapa dura esta última en Sportivo. No arrancamos bien, no se sostuvo el entrenador, no podíamos encontrar la vuelta, ni defender los buenos resultados. Fueron semanas y un tiempo duro en lo grupal. En lo personal, tuve una lesión rápida, en el tobillo. Fue complicado, me costó mucho volver y más hacerlo a mí mejor versión. De todos modos, la gente sabe que siempre traté de dar lo mejor cuando me tocaba jugar. Quiero mucho a Sportivo y teníamos expectativas altas, pero no se cumplió el objetivo. La campaña no fue de las mejores, una lástima, pero siempre me queda lo mejor en esta ciudad y en este club.

– ¿Viajas con muchas expectativas?

– Viajo ahora con muchas expectativas. Voy a tratar de adaptarme lo antes posible, conocer gente, el club, tener mí mejor nivel, entrenar, dejar lo mejor de mí. Quiero ganar algo en otro país y espero que empiece a ser en esta nueva oportunidad que tengo. No puedo hablar mucho sobre el club porque aún no conozco, pero tengo muchas expectativas.

 

Fuente: www.lavozdeportiva.com.ar (La Voz de San Justo)