Imperdible entrevista a Alfredo Cappella en «La Nación»

El joven polista oriundo de nuestra ciudad mantuvo una estupenda entrevista con www.lanacion.com.ar.

A continuación, la compartimos…

Como todo deportista, Alfredo Cappella tiene el deseo de ganar. Y eso se aplica a buena parte de su vida. Por eso, cuando el fotógrafo de ¡Hola! Argentina lo desafía a un partido de ping pong en la caballeriza que La Albertina Abu Dhabi (equipo en el que juega con Nico Roldán, Francisco Elizalde e Ignacio Toccalino) tiene en el club de campo Centauros, no lo duda. «Mirá que acá practicamos mucho en los momentos libres», chicanea quien, después de un afilado 1-1, se lleva la victoria. A los 26, dice que está totalmente abocado a su carrera y, aunque no se arrepiente de haber dejado desde muy chico su ciudad natal en Santa Fe, sí confiesa que en su profesión «hay que elegir para ganar algunas cosas y perder otras».

– ¿De quién heredaste la pasión por el polo?

–De mi tío materno, Hugo Barabucci. Mi abuelo jugaba polo amateur los fines de semana y mi tío fue el que me dio el empuje para hacerme profesional. Yo toda la vida viví en el campo, tuve contacto con los caballos. Casi que ni caminaba y ya montaba.

– ¿Hubo algún tipo de restricción por parte de tus padres?

–Todo lo contrario. Sin su apoyo hubiese sido imposible, porque yo a los 13 años ya empecé a viajar con mi tío y competí desde los 15. Crecí de golpe por esta pasión, pero el polo es lo mejor que me pasó. Cuando me tenía que ir de casa, sin mi familia, me costaba arrancar.

– ¿Cómo te organizaste con el colegio?

–No lo pude terminar, me falta bastante. Está en mis planes hacerlo. ¿La verdad? No me gustaba estudiar, aunque siempre zafaba bien. [Se ríe]. Tal vez me arrepiento de cosas que no hice. Lamento no haber podido estar en fechas importantes para la gente que quiero.

–Esta es la época en Buenos Aires que todo polista espera. ¿Cómo lo vivís vos?

–Viajo todo el año y cuando hago base en Argentina es para jugar el mejor polo del mundo. Mi mayor deseo es ganar el Abierto de Palermo. Es el segundo año que juego para La Albertina, equipo que armó mi tío junto a Faris Al Yabhouni, que es el capitán de Abu Dhabi, el equipo de Dubái en el que estoy hace diez años. Prácticamente ya soy de la familia Al Yabhouni, con ellos me siento como en casa.

–¿Cómo son los días en Emiratos Árabes?

–A los 15, cuando fui por primera vez, las costumbres y el lugar me sorprendieron; ahora ya no me divierte «turistear». Pero Dubái cambia día a día para bien.

–¿Hay tiempo para el amor?

–Ahora estoy soltero. Se hace un poco bravo con los viajes. Para estar en pareja, está bueno que te puedan acompañar y a veces, por una cosa o por otra, no se puede. Tuve una novia hace tres años y se complicaba.

–Polito (Pieres) y vos son los «solteros de oro» de la Triple Corona.

–[Se ríe]. Me acostumbré a la soledad y convivo con eso. Normalmente el polista tiene una compañera desde muy joven. Yo estoy bien así, enfocado en mi carrera.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar