Los residentes del “Arco Iris” y un gran trabajo de terapia ocupacional

El Hogar “Arco Iris” sigue con el trabajo diario, apostando siempre al bienestar de los residentes, quienes están acompañados por un enorme equipo profesional y humano.

Hace unos días, a través de la terapista ocupacional, Fernanda Capella, se llevó a cabo una nueva actividad, con el objetivo de favorecer y activar la orientación temporal y espacial, para mantenerla el mayor tiempo posible y así conservar la orientación de cada residente.

En esta oportunidad, se realizó un calendario grande que permanecerá en el comedor del hogar como material de apoyo.

Además, se realizan otros talleres tales como “Intervención individual”, “Salidas a comercios”, “Talleres de estimulación cognitivas” y “Taller de cocina”.

Intervención individual

Esta intervención, tiene como objetivo mantener las capacidades residuales de la persona, trabajar funciones superiores como memoria, reconocimiento de objetos, etc. Y  mejorar considerablemente la independencia de las mismas.

Se realizan intervenciones individuales con los residentes, adaptando la actividad a las capacidades de cada uno y trabajando distintos objetivos como la mejora de las acciones de la vida diaria básicas (alimentación, baño, higiene y arreglo personal, vestimenta, movilidad funcional).

Salidas al supermercado

Esta actividad, tiene como objetivo fomentar la independencia y desarrollar al máximo sus potencialidades, favorecer las relaciones sociales y ocupar el tiempo libre.

Se realizan salidas al supermercado con los residentes y en dichas salidas, los residentes pueden comprar aquello que quieran y necesiten, transportar los artículos y seleccionar el modo de pago.

Taller de estimulación cognitiva

Este taller, tiene como objetivo estimular las reminiscencias y retrasar el deterioro cognitivo de los adultos mayores, mejorar la memoria, atención, orientación, praxias, gnosias, cálculo y potenciar las capacidades residuales.

Tras una valoración cognitiva, se trabaja con todas las personas, a pesar de tener diferentes alteraciones cognitivas, pues se clasifica a éstos por niveles. Se trabajan ejercicios de entrenamiento de la memoria, concentración, orientación, percepción y lenguaje.

Todos los residentes, disponen de una carpeta donde se van archivando los trabajos realizados.

Taller de cocina

Tiene como objetivo ejercitar la memoria a corto y largo plazo, aumentar el bienestar psíquico, físico y social, satisfacer los deseos y  trabajar las destrezas manuales. Este taller, se lleva a cabo en el comedor del hogar.

Se seleccionan recetas sencillas para que los residentes puedan hacerlas de forma independiente la mayor parte posible. Además, se identifican los materiales que se van a utilizar y se explica la receta que se realizará.