Mutual CAT empieza a transitar los últimos detalles de la construcción de su flamante casa central

La casa central de Mutual CAT sigue avanzando y mostrando progresos notorios en su flamante edificio, que se construye detrás de donde se prestan servicios de atención al público en la ciudad de El Trébol, en Boulevard América 962.

Si bien aún no hay fecha concreta de inauguración, los avances son importantes y el final de las obras, ya se vislumbra en un horizonte cercano.

“Es un proyecto muy importante. Si no hubiera pasado lo de la pandemia, quizás ya podría estar inaugurado. Ya están los pisos y los cielos rasos terminados. Ahora se trabaja en las terminaciones y eso lleva tiempo. Es un año particular en el que los proveedores tienen algunos problemas en entregar cierta mercadería”, señaló el gerente general de Mutual CAT, Marcelo Cinquini.

La obra y el salto de calidad

En total, el proyecto integral de la casa central contempla casi 500 m2 de construcción. Tiene dos plantas, amplitud de espacios, ventilación e iluminación.

La planta baja, contempla sanitarios, cocina y un archivo; mientras que la planta alta, tiene una sala de reuniones de importantes dimensiones, varios boxes para escritorios, también con un módulo sanitario y una cocina. “La planta alta es la casa central. De ahí se atiende y se coordina a cada una de las sucursales”, explicó Cinquini.

Ambas plantas estarán unidas por una escalera y un ascensor. Estarán conectadas directamente a la sucursal de El Trébol, en donde está la atención al cliente, los cajeros, turismo y la gerencia local. “Los edificios, tanto el nuevo como el actual, que tiene atención al público, tendrán una conexión a través de un antiguo patio de luz, que se transformará en un pasillo que conectará a la casa central”, detalló el gerente de Mutual CAT.

Y agregó: “No tenemos aún una fecha estimada de inauguración. A nivel funcionamiento, ganaremos más comodidad en la atención al público, descomprimiendo el sector y la casa central podrá trabajar de una manera más cómoda y prolija, en una casa propia y no alquilando afuera”.