Recolectores de residuos realizaron un curso intensivo sobre GIRSU

Una interesante capacitación sobre la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos se llevó a cabo en nuestra ciudad.

Fue en la Oficina de Empleo local, con un total de seis encuentros divididos en diferentes etapas, que estuvo destinado a los recolectores de residuos y choferes.

En primer lugar, hubo una parte introductoria a la Gestión Integral de Residuos que se lleva adelante desde el municipio; luego se hizo hincapié en cada una de las etapas del proceso y la importancia de las mismas y por último, se trabajó sobre una cuestión más general y abarcativa, relacionada a lo ambiental.

“El objetivo principal fue que entiendan y se jerarquice la importancia del trabajo que realizan, tanto choferes como recolectores”, comenzó expresando la Ing. Ambiental, María Lina Pagliano.

“Lo hicimos de una manera más general. Estuvimos viendo que superficie tiene El Trébol, que distancias tiene de longitud, cuanto de ancho, cuantas cuadras tiene la ciudad, cuantas manzanas y cuantos kilómetros corren los chicos por día, entre otros temas. Es decir, hicimos un análisis general de todo el medio ambiente y en qué parte ellos podían mejorarlo, con una evaluación final, que es que sepan que las cosas las tienen que hacer en conjunto, ayudándose uno con otro”, manifestó el coordinador del Área de Medio Ambiente, Mario Rosso.

Por su parte, el Arq. Alberto Verdinelli, quien está al frente del Plan de Ordenamiento Territorial “El Trébol 20/30”, señaló: “La Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos apunta a una problemática que es mundial y que es la contaminación ambiental. La cuestión que tiene que ver con los Residuos Sólidos Urbanos es sólo una parte de esa problemática y El Trébol, como cualquier otra ciudad, está inserto en dicha problemática”.

Seguidamente, añadió: “Cuando yo digo que es un compromiso mutuo, me refiero a un compromiso de la gestión municipal, es decir, de los funcionarios, en cuanto a mejorar las condiciones de trabajo del personal, mejorar su remuneración y brindarles capacitación y a su vez, la contraprestación por parte del personal es que cada vez hagan su trabajo de manera mucho más eficiente, con mayor compromiso y con mayor responsabilidad, sabiendo que lo que están haciendo es un beneficio para toda la comunidad”.

Más capacitación, mayores aprendizajes

“Tanto para los chicos que trabajan en la Planta de Clasificación, como para la parte de choferes y recolectores, vamos a comenzar a finales de julio o principios de agosto con una capacitación de parte del Departamento de Seguridad Municipal, que también constará de seis encuentros”, explicó María Lina.

“Así, seguiremos haciendo hasta finales de año. Tenemos un programa de capacitaciones para todo el personal de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos”, acotó.

Cerca de concluir, el arquitecto Verdinelli retomó la palabra y dijo: “Se requiere de valentía para enfrentar ciertas y determinadas transformaciones. Es decir, la cuestión de transformar el sistema o el mecanismo de la recolección de residuos sólidos urbanos, es una transformación que cuesta, porque, durante muchos años, se han hecho las cosas de una determinada manera y ahora estamos planteando hacerlas de otra manera”.

“Y además de valentía, para poder llevar adelante esas transformaciones hay que tener compromiso. Esto es lo que no tenemos que perder de vista, no sólo los funcionarios y profesionales, sino también los empleados municipales y todos los vecinos”, cerró.