Se inauguró en el museo la muestra por los 100 años de la “Imprenta Decorte”

La historia de un pueblo es vital para construir un futuro amplio y vivir en un presente soberano. Revivir, contar y reconocer a quienes nos precedieron para forjar quiénes somos y hacia donde queremos ir.

El Trébol, a través de su museo municipal, ha hecho un gran trabajo para preservar y contar la historia y el patrimonio local, con muestras, salas y proyectos que marcan a las nuevas generaciones, permitiéndoles conocer otras épocas y también, perpetuando el recuerdo de quienes tuvieron la posibilidad de escribir esa parte antigua de la historia.

En la mañana del domingo, otro capítulo de esta ciudad se comenzó a contar en el museo, con la inauguración de la sala en homenaje a los 100 años de la “Imprenta Decorte”. Las antiguas maquinarias fueron restauradas y puestas, una vez más, en funcionamiento.

El acto fue sencillo y muy emotivo. Hubo palabras sentidas de Marta Decorte, hija y nieta de quienes fundaron la imprenta y seguidamente, la museóloga Olga Banchio contó el proceso de recuperación de las piezas.

Luego, tomó la palabra el director de Cultura y Relaciones institucionales, Jorge Meynet, quien contó el proyecto, resaltó a las personas que trabajaron en el mismo y en el final, hizo escuchar la voz de Fernando Decorte, en una entrevista antigua, que sacó más de una lágrima.

Seguidamente, en el marco de la visita de italianos por el 25º aniversario del Hermanamiento de El Trébol y Villafranca Piemonte, representantes de la Sociedad Italiana hicieron un presente y recordaron al Sr. Decorte, uno de sus presidentes.

Posteriormente, se descubrió la placa conmemorativa y el intendente, junto a familiares, cortó la cinta del nuevo espacio histórico, dando paso a la comunidad que se hizo presente.

Adentro, las maquinas comenzaron a rodar y a rememorar tiempos pasados, y en el fondo, una imagen cristalizó y le dio vida a la vieja “Imprenta Decorte”.