Se incendió una garrafa en una vivienda de calle Juan XXIII al 300

Las sirenas de Bomberos alertaron a la comunidad en esta mañana de miércoles.

Los efectivos del Cuerpo Activo local fueron llamados por el incendio de una garrafa en una vivienda de calle Juan XXIII al 300.

Al llegar al lugar, lograron controlar rápidamente la situación, ya que el propietario había retirado la unidad del interior del domicilio.

Afortunadamente, no hubo que lamentar daños de consideración. El hombre, sólo sufrió pequeñas quemaduras en su rostro y parte del cabello, pero se encontraba en buen estado y sin lesiones de gravedad.

“El propietario pudo retirar la garrafa de la casa para que no se queme nada. La garrafa siguió encendida y hubo que sofocar eso, nada más. Por suerte no pasó a mayores”, explicó el jefe de Bomberos, Mariano Corsalini.

“Por suerte, la vivienda estaba intacta. El joven se quemó un poco la cara y parte del pelo”, agregó.

En el lugar, también trabajó personal de Comisaría IV y la gente del Departamento de Tránsito Municipal.