Severas multas a quienes incumplieron con la limpieza de terrenos

En los últimos días, la Municipalidad llevó adelante la limpieza de terrenos privados que estaban en muy malas condiciones y que entorpecían la vida de distintos vecinos.

Servicios Públicos consiguió los permisos judiciales correspondientes tras realizar las intimaciones y no recibir respuestas positivas por parte de los propietarios. Rápidamente, pudo ingresar a dichos lugares y hacer la limpieza, aplicando multas importantes a quienes incumplieron con los trabajos.

El secretario Juan Carlos Almada habló sobre estos procedimientos y recordó que desde que asumió el cargo, comenzó a trabajar en esta cuestión tras la denuncia de vecinos por esta problemática de falta de conservación de los baldíos privados.

«Muchas veces lo hablamos y lo repetimos. En aquel momento habíamos dicho que nos había agarrado el mes de enero y que para ingresar a los terrenos necesitábamos los permisos judiciales correspondientes, lo que llevaba tiempo, y era muy engorroso; por eso, la primera intimación que se le hacía al frentista era con la intención de que se hiciera cargo de su terreno y nos evitara todo este tipo de cuestiones», explicó.

Tras pasar la feria del mes de enero, en los primeros días febrero se avanzó con la justicia sobre los vecinos que hicieron caso omiso a la intimación presentada por el Juzgado de Faltas.

«Una vez que llegaron las resoluciones, el municipio pudo entrar en los terrenos, donde la situación era realmente delicada y muy grave», agregó el ex Concejal.

«Trabajamos uno en pleno centro, en calle Emilia Bertolé, muy cerca de Bv. América, y otro al final de la calle San Lorenzo, donde hay un barrio y la gente estaba realmente preocupada», profundizó.

No obstante, Almada contó que tienen muchísimos más terrenos que no se han limpiado y que pronto saldrán las resoluciones favorables. «Ojalá que todas las personas que tengan intimaciones, que son más de 50 en curso, tengan la conciencia de limpiar sus terrenos, los conserven de manera adecuada y no compliquen la vida de los vecinos», sentenció.

«Las tareas las vamos a hacer con personal nuestro o contratado, y más allá de la intimación, las multas son muy altas y el recupero de servicio es muy severo. Nosotros tenemos que destinar personal, maquinarias, herramientas, dejar de algún modo de hacer nuestras funciones en la calle para entrar en los espacios privados que no hacen mantenimiento», finalizó el funcionario.