El municipio presentó un proyecto para la creación de un "Banco de Tierras"

Semanas atrás, el Ejecutivo presentó en el Concejo un proyecto de ordenanza para la creación de un “Banco de Tierras”.
El mismo, ha llevado su tiempo de análisis y de estudio y actualmente, se espera por su tratamiento y posterior aprobación.
Hace un tiempo, entre diez y doce años, la mayor demanda que tenían muchas familias y que hoy sigue existiendo, era la posibilidad de tener acceso a la vivienda propia. “En aquel momento, el acceso a la tierra estaba al alcance de un trabajador o de una persona que tenga ingresos mensuales. Con el paso del tiempo, eso se fue haciendo cada vez más difícil. Hoy en día, para hablar de acceso a la vivienda, primero tenemos que hablar de acceso a la tierra”, comenzó señalando el intendente Fernando Almada.
“En función de eso, nosotros decidimos llevar adelante un proyecto de creación de lo que es el ‘Banco de Tierras’. ¿Qué es el Banco de Tierras?. Es un relevamiento de tierras públicas, en principio, que puedan estar destinadas fundamentalmente a la concreción de la primera vivienda, para aquellas familias que no la tengan, más allá de que también se puedan destinar para otro tipo de obras o de necesidades de carácter comunitario, como ser plazas, espacios públicos y edificios públicos”, agregó.
¿Qué terrenos se utilizarían?
“En principio, este Banco de Tierras está constituido con todos los terrenos que ya son de propiedad o disponibilidad municipal, que, en los últimos años, han ido decreciendo bastante, por una razón obvia: Nosotros hemos construido 300 y pico viviendas en estos últimos tiempos y, salvo las del programa de viviendas en lote propio, en el que el beneficiario aporta el lote, el resto se hizo con lotes municipales, por lo que muchísimos lotes se fueron ocupando justamente en soluciones habitacionales”, respondió el máximo representante del Ejecutivo.
“Si bien no son tantos, todavía quedan terrenos de propiedad municipal. Esos lotes van a formar el Banco de Tierras, más los que se puedan ir incorporando en el futuro, ya sea porque la municipalidad los compre o los pueda conseguir por algún otro mecanismo formal. Esos se incorporarían al patrimonio municipal y después se destinarían también a la posibilidad de que aquellas personas que no tengan lote ni vivienda, puedan acceder, en primer lugar, al lote”, profundizó Almada.
¿Cómo se implementaría?
“Los loteos van a ser por diferentes mecanismos, pero básicamente y en términos generales, van a ser por subasta pública. Es decir, con determinados requisitos que van a tener que cumplimentar los aspirantes, se van a poner a la venta. Por supuesto que con valores y condiciones de carácter social. No al valor de mercado que actualmente tienen los lotes en nuestra ciudad”, explicó el intendente.
“Y con condiciones de financiamiento y de pago que realmente sean accesibles, fundamentalmente para aquellos sectores de clase trabajadora. Gente que tiene un ingreso mensual, pero que con ese ingreso mensual no le alcanza ni para comprar su lote, ni para hacerse una vivienda y ni siquiera puede tener acceso al crédito por las entidades financieras habituales, porque también los créditos son bastante inaccesibles”, acotó.
Para cerrar, Fernando resaltó que “el proyecto ya está en el Concejo Municipal. Esperamos que a la brevedad pueda ser tratado y aprobado, para que, si se aprueba rápidamente, ya en el transcurso del mes de julio o principio de agosto podamos estar comenzando con la primera etapa de otorgamiento de lotes”.