Ledesma y Almada presentaron el proyecto “Suprimiendo barreras”

Los concejales del Bloque PJ, Jesica Ledesma y Juan Carlos Almada, presentaron un interesante proyecto en el Concejo Municipal.

Se trata de “Suprimiendo barreras”, un programa que apunta a brindar talleres de Lengua de Señas a la comunidad.

La idea es que este taller sea dictado, en principio, dentro del ámbito municipal y que luego se extienda a toda la ciudadanía, teniendo en cuenta principalmente a bomberos, familiares de personas sordas o con problemas auditivos, docentes, equipos de salud y representantes de instituciones.

“La iniciativa surge dado que en nuestra ciudad, en los últimos años, más de 30 personas obtuvieron el certificado de discapacidad por problemas auditivos y las mismas, se desenvuelven en diferentes ámbitos sociales, pero siempre en compañía de otra persona que pueda ser el intermediario entre ellos y los demás”, explicó Ledesma.

“Es una propuesta que una vecina de nuestra ciudad trasladó a nuestro bloque para que luego nosotros la transformemos en proyecto”, agregó.

“El problema de comunicación es una barrera importante para vecinos, compañeros de escuela, de trabajo, quiénes conociendo una persona sorda no pueden comunicarse con ella; conociendo y utilizando la Lengua de Señas, se los incluirá realmente”, continuó la edil.

“Nosotros, como referentes de la comunidad, debemos tener un rol activo en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad. Sin dudas, la aprobación de esta ordenanza, significaría dar un paso adelante en la integración de personas sordas e hipoacúsicas y profundizar la igualdad de oportunidades”, destacó.

Construir una identidad

“Los obstáculos que se les presentan a los hipoacúsicos, se repiten en todos los ámbitos de su vida: A la hora de pagar impuestos, sacar pasajes, atenderse en hospitales y obtener el carnet de conducir, entre otros. Por eso, como primer gran paso, consideramos fundamental capacitar a las personas que trabajan en los ámbitos públicos”, resaltó Jesica.

“Las personas sordas conforman una comunidad lingüística minoritaria y la lengua de señas la adquieren de su entorno familiar, en la escuela y por tanto, constituye su modo de conocer y comunicarse con el mundo que lo rodea. Se trata del medio de construcción de su identidad”, señaló.

“La mayoría de las cosas están hechas para quienes pueden oír, con lo cual se le imposibilita a las personas sordas o con discapacidades auditivas, la posibilidad de informarse y participar activamente de la vida comunitaria. Es una acción importante para ir suprimiendo barreras comunicacionales”, finalizó Ledesma.