Se intervino un banco en Plaza San Martín

El pasado lunes 25 de noviembre, se conmemoró en todo el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En nuestra ciudad, las inclemencias del tiempo obligaron a suspender la actividad prevista para esa jornada, pero finalmente la misma pudo llevarse a cabo en la tarde de este jueves.

La propuesta, denominada “Banco rojo” y organizada por el Área Municipal de la Mujer y la Concejal Jesica Ledesma, consistió en pintar un banco de color rojo en un espacio público de la comunidad, con el lema “En memoria de todas las mujeres asesinadas por aquellos que decían ‘amarlas’”.

“Esto simboliza la violencia de género y el espacio vacío dejado por aquellas mujeres víctimas de femicidios. Fue una actividad abierta, de la que también participaron representantes de instituciones y de las escuelas, miembros del SAMCo y ciudadanos que se sumaron. La idea era hacerlo colectivo, para que entre todos y todas podamos empezar a tomar conciencia acerca de esto”, comenzó expresando la trabajadora social, Camila Fernández.

“Además, se sumó una actividad de kermés para poder hablar de los tipos y las modalidades de violencia”, acotó.

Por su parte, la psicóloga Cecilia Sbrascini dijo: “Es importante dejar la marca ahí y que toda la gente que asiste a la plaza los fines de semana pueda encontrarse con esta inscripción. Me parece que es un modo de hacer visible una situación que viene ocurriendo y que se lleva a una mujer cada 26 horas víctima de un femicidio”.

Seguidamente y en relación a los jóvenes que se sumaron a la actividad, señaló: “Los chicos son muy conscientes, mucho más conscientes que nosotros los adultos, en relación a las problemáticas que hoy se presentan, referidas a las distintas formas en que la violencia hacia las mujeres se manifiesta. Con un poco de apertura y buena predisposición, uno puede empezar a incorporar conceptos nuevos, para poder pensar y también para llevar a casa”.

Tras la palabra de la profesional, la Concejal Ledesma remarcó: “Si cada uno suma su aporte, se pueden hacer cosas más grandes y me parece que eso es lo importante. En este caso, logramos una actividad comunitaria y eso es fundamental, sobre todo en las cuestiones que tienen que ver con la concientización”.

“Yo me quedó con la alegría de encontrarme con niños, niñas y jóvenes que ya reconocen los tipos de violencia. Creo que cuando ellos saben cuáles son las cosas que están mal, también saben cuáles son sus derechos y se van a hacer respetar. Eso es lo que uno puede sembrar en cada una de las comunidades. Y lo más importante es que, al ser representantes de distintas escuelas, son quienes van a replicar a sus compañeros, compañeras y también a los años más chicos”, profundizó.

Para cerrar, la edil destacó: “Contenta con esta actividad, que además de lo que genera, sirve para reflexionar, para seguir concientizando y para seguir trabajando todo el tiempo, más allá del 25 de noviembre”.