Trebolense festejó sus 110 años de vida

La entidad “Celeste y Blanca” celebró un nuevo aniversario en la noche de este sábado y fue en el gimnasio “Edgar Degano” ante un lleno total.
La ceremonia comenzó a las 22 hs. con un video de apertura y tras eso, se entonaron las estrofas de la marcha de la institución.
Luego, se largó la cena con una exquisita tabla de fiambres y pollo a la espada con ensaladas y a continuación, se proyectó un video con el leitmotiv de la fiesta: «De chico tuve un sueño», seguido de palabras de bienvenida oficial y agradecimiento por parte del presidente Maximiliano Ferrero.

También hubo lugar para homenajes. El director de Deportes del club, Fabián Moretto y el gerente de Mutual CAT, Alejandro Cocchio, fueron reconocidos y recibieron un presente por sus 25 años de trabajo dentro de Trebolense.


Poco antes de la medianoche, en medio de la pista, se armó la primera tanda de baile y después, se largó el postre.
Seguidamente, llegó el turno del humor, con la presentación del «Popo» Giaveno, quien brindó un gran show que cautivó e hizo reír a carcajadas a chicos y grandes.

En continuado, el momento de las Reinas. Augusta Pozzi fue coronada como nueva Reina para la temporada 2019/20 y tomó el cetro, la capa y la corona a manos de Delfina Degano, quien se despidió feliz por haber representado al club en la región, la provincia y el país durante el último año.

Por su parte, Marta Sbrascini fue nombrada nueva soberana de Honor y muy emocionada, recibió la corona, el cetro y la capa que dejó Julia Capitani de Fredes.

Además, la institución «Albiceleste» coronó a su primera Reina del Deporte y la elegida fue Selene Pietrani, quien también portó sus atributos de soberana.

Luego, sobre el escenario, el presidente Ferrero, junto a todas las Reinas e integrantes de la Comisión Directiva, levantaron sus copas y brindaron por Trebolense.

Una nueva tanda de baile colmó la pista principal, para dar paso después al espectáculo de «Los Rancheros». La banda liderada por «Meno» Fernández, que se inició allá por los años ’90, mostró un variadísimo repertorio repleto de éxitos como «Será», «Mujer» y «El Che y los Rolling Stones», entre otros y se despidió ovacionado por el público presente.

Después, trasnoche, música y baile que continuaron con el Dj y una barra de tragos a pleno.
El cierre, tuvo a gran parte del gimnasio bailando, cantando y saltando con un show brillante de «La Depresiva Bipolar». La banda local le puso toda la fiesta y la algarabía a la noche con los hits de su flamante material: «De chico tuve un sueño», «Tal vez» y «Somos bipolares», entre otros clásicos del cuarteto como «El cara de pipa» y «Ocho cuarenta».